Image of an inflamed human body on orange background. Title: Compating Inflammation with psychedelic fungi

Combatir la inflamación con hongos psicodélicos

La psilocibina, un compuesto psicodélico de origen natural que se encuentra en las setas mágicas, ha ido ganando atención por sus posibles beneficios terapéuticos contra las enfermedades crónicas inflamatorias.

Cada vez se realizan más estudios para comprender cómo la psilocibina puede aliviar los síntomas de trastornos mentales como la ansiedad, la depresión, el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) y la adicción. Las setas mágicas son una fuente de agonistas de los receptores 5-HT2A, que han surgido como nuevas y prometedoras opciones de tratamiento para diversos trastornos relacionados con la inflamación. En este artículo profundizamos en este tema.

¿Qué son los agonistas del receptor 5-HT2A?

El receptor 5-HT2A es una proteína codificada por el gen HTR2A. Es un subtipo del receptor de serotonina y se encuentra principalmente en el sistema nervioso central, concretamente en la corteza, el hipocampo y el tálamo. La serotonina es un neurotransmisor que interviene en diversos procesos fisiológicos, como la regulación del estado de ánimo, la cognición y la percepción.

Los agonistas del receptor 5-HT2A más conocidos son sustancias psicodélicas como el LSD, la psilocibina y el DMT. Estas sustancias se encuentran de forma natural en algunas plantas y hongos (p. ej. setas mágicas y trufas mágicas) o sintetizadas en laboratorio (LSD).

También existen algunos fármacos que actúan como agonistas de los receptores 5-HT2A, entre ellos algunos antipsicóticos atípicos como clozapina y risperidona, y algunos antidepresivos como trazodona y nefazodona.

Resulta que los agonistas del receptor 5-HT2A están mostrando un sorprendente poder como agentes antiinflamatorios. Cada vez hay más pruebas de que la psilocibina puede funcionar como agente antiinflamatorio, ofreciendo una nueva y emocionante estrategia de tratamiento para los trastornos inflamatorios que afectan tanto a la mente como al cuerpo.

Estudios recientes han demostrado que además de estimular la neuroplasticidad, las setas de psilocibina y otros agonistas del receptor 5-HT2A redujeron la inflamación en ratones con colitis, un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal. La psilocibina también redujo la inflamación y el estrés oxidativo en el cerebro de ratas con lesiones cerebrales traumáticas. Tras las primeras investigaciones prometedoras, es de esperar que veamos nuevos tratamientos basados en la psilocibina que combatan trastornos inflamatorios, entre ellos:

  • artritis reumatoide
  • colitis
  • neuroinflamación
  • dolor crónico
  • enfermedad inflamatoria intestinal
  • esclerosis múltiple

Aunque se necesitan más investigaciones para comprender plenamente los efectos antiinflamatorios de los hongos psicodélicostambién se ha sugerido que las propiedades antiinflamatorias de la psilocibina pueden estar relacionadas con su capacidad para modular la producción de citoquinas proinflamatorias. Citoquinas Pequeñas proteínas que desempeñan un papel importante en la comunicación dentro del sistema inmunitario. Las citocinas pueden ser de naturaleza proinflamatoria o antiinflamatoria, dependiendo de sus funciones específicas. Las citocinas proinflamatorias intervienen en la promoción de la inflamación y la activación de las células inmunitarias para combatir infecciones u otras amenazas para el organismo, mientras que las antiinflamatorias ayudan a resolver la inflamación y evitar respuestas inmunitarias excesivas que pueden dañar los tejidos sanos.

¿Cómo regula la psilocibina la inflamación?

La inflamación es una respuesta natural del sistema inmunológico a lesiones, infecciones u otras formas de estrés en el cuerpo. Cuando la inflamación se vuelve crónica, puede contribuir al desarrollo de una serie de problemas de salud, como trastornos autoinmunitarios, enfermedades cardiovasculares e incluso ciertos tipos de cáncer. Aquí es donde los hongos psicodélicos pueden ayudar.

Los estudios han explorado los mecanismos por los que los agonistas 5-HT2A producen sus efectos antiinflamatorios. Un mecanismo potencial es la activación del receptor sigma-1, que ha demostrado tener efectos antiinflamatorios en varios modelos animales. Otro mecanismo propuesto implica la activación de la vía del factor nuclear kappa B (NF-kB), que desempeña un papel crucial en la respuesta inmunitaria y la inflamación.

Además de la psilocibina, otros compuestos que se encuentran en los hongos psicodélicos, como la erotioneína y las hericenonas, también han demostrado tener propiedades antiinflamatorias. La ergotioneína, por ejemplo, ha demostrado reducir la inflamación en células humanas in vitro, mientras que las hericenonas han demostrado reducir la inflamación en ratones con colitis.

¿Funciona?

Aunque la investigación científica aún se esfuerza por comprender todos los mecanismos que subyacen a los psicodélicos, al mismo tiempo están surgiendo numerosas pruebas anecdóticas.

Foros online como Reddit en concreto se están encendiendo en los últimos años con informes de personas que descubren los beneficios de las setas mágicas para enfermedades inflamatorias. En concreto, el hábito de la microdosificación está mostrando beneficios asombrosos que aún deben ser explorados y explicados en su totalidad.

Aunque, tiene sentido la hipótesis de que la ingesta de sustancias reguladoras de la inflamación de forma regular puede ayudar a reducir los niveles de inflamación con el tiempo y asegurar un estado más saludable de homeostasis para el cuerpo.

volver al blog

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de publicarse.